Los Ocho Sirvientes, de Guionista de barrio.

Estándar

ocho sirvientesEl pueblo estaba abandonado. Cualquier vestigio de humanidad había desaparecido. Las casas estaban derruidas, los campos descuidados y las calles vacías. Aún no tenía claro por qué me habían mandado a investigar a un sitio tan inhóspito. Y entonces el medidor empezó a sonar. Continuar leyendo

Anuncios